lunes, 14 de julio de 2014

AIX EN PROVENCE

El quinto día de  nuestra  estadía en  Marsella  fuimos   a   la  ciudad  de  Aix En Provence,  a  unos  30 kilómetros  de  donde  estábamos.- Llegamos  en tren  desde  la Estación  Central  Sant Charles (Marsella),  y  el  precio  total    del  boleto ida y vuelta  fue  de  7,80  euros cada uno,  pero cabe  recordar    como les  mencione   en el post  de  Avignon,  nosotros  habíamos  sacado una  tarjeta  de  fidelización  (Carte Zou)  de la cual  obteníamos   bastantes  descuentos.- Lo primero que hicimos   al  salir  de la estación de tren  fue ir a la Oficina de Turismo,  la  cual  se va caminando,  para que  nos  asesoren que ver  en un día  y    nos atendieron muy bien,  buscando  un  empleado  que hablase  castellano.-   

mabel y ale...bienvenidos al tren 
fontaine de la rotonde 
estación de aix 

Frente  a  la Oficina de Turismo,  hay una rotonda   Place De Gaulle,  donde  esta la  Fontaine de la Rotonde  que data  de  1860 y representa  la ley, la agricultura y el arte.- También me emociono  ver un Monumento en Homenaje al Pueblo Armenio,  no olvidando el primer  genocidio del Siglo XX (1915)  del millón  y medio  de  armenios masacrados por los  turcos.-  Entramos al casco histórico por la  Rue Espariat,   y nos topamos con el Convento de los Agustinos  del Siglo XIII  y la Iglesia  del  Santo Espiritu del Siglo XVIII.-










Y llegamos  a unas  de las plazas  mas lindas  e imperdibles  de  Aix,  la  Plaza De Albertas,  con un estilo  barroco y rococó  realizada por el Marques D'Albertas en  1745, aunque la  fuente  es  del  1862.-  Por un momento los colores  amarronados y ocres  del lugar    me  rememoraban  a  la ciudad  de Siena en Italia.-



   
Cada  rincón,  cada edificio  es  una obra  de arte,  entonces recordamos  que  en esta ciudad  nació  Paul Cézanne,  y  si hubiéramos tenido tiempo  visitaríamos  el Museo  de su Casa Natal,  pero  nos conformamos  con  seguir  caminando por estas  calles  de ensueño  que alguna  vez  a transitado y vivido  este magnifico pintor.-   Llegamos  a la Plaza  del  Ayuntamiento,  donde  la preside  la Torre  del  Reloj Astronómico (Siglo XVII).-



Llego la  hora del almuerzo  y  alrededor  del  ayuntamiento  hay  muchos  restaurantes,  entonces  descansamos  un momento  y degustamos  un menú  del  día  (Restaurante Chez Laurette).-  También  descubrimos  que  el nombre  de  las  calles   están  puesto  en dos idiomas  el francés  y el provenzal.-  Durante  el descanso  conversamos  de la cantidad  de jóvenes  estudiantes  que le dan vida a  esta ciudad,  al  ser  sede  de la Universidad  de  Marsella.-  



Visitamos varios  edificios  históricos, como la Universidad,  el Chateaurenard  (Siglo XVII) hoy un centro cultural  y  donde  nos enteramos que  este  mes de  marzo  estaba  dedicado al libro, el Museo Boyer Eguilles  (Siglo XVII)  de  historia natural,  edificios de uso privado pero  declarados monumentos como el Hotel de Grimaldi-Régusse (Siglo XVII) y muchos mas.-  



Teníamos un poco de sed  y  por cábala  mi padre  siempre llena  las botellas  que llevamos    con  el  agua  de   las  fuentes  que vamos topándonos,  que  siempre  sabe  riquísima  y  esta muy fresca,  entonces  vimos  una la  Fontaine Espeluque  del año 1618, una de la mas antiguas  y que todavía  sigue en pie,  al lado de  esta fuente  se encontraba el atellier  de Cezanne.-



Otra  visita  que no puedes  dejar  de realizar  es entrar  a la  Catedral  Catolica   Saint Sauver,  que  en una misma  edificación  hay partes y  estilos  diferentes,  según  la época  de  construcción,   románico,  gótico  y neo-gótico,  que van  desde  el  Siglo IV al XIX,  formaba  parte  de la  Vía Aurelia.-




Como  todos los paseos  siempre  ocurre  una  anécdota,  en este  lugar  perdido  de  la  Provenza,   pero  equiparable  a cualquier lugar  del mundo,  cuando caminábamos los tres  (mis padres y yo)    y  hablamos  fuerte  (jajaja)  se nos acercó  un muchacho  y nos  dice  "¿Que tal ?  ¿Que  haces ?  ¿Como están ?"  en perfecto  acento argentino.... nos miramos  y  pensamos,  ¿lo conocemos?...  pero no.- Se presenta  y se llama  Peter  A., un argentino que hace mas de treinta años que vive en Francia y desinteresadamente  se  ofrece a  hacernos de  cicerone  y nos invita un café.- Por suerte  el destino nos  cruzó  con este amigo,  aprendimos  lo que  no nos dicen  las guías de turismo.- En primer lugar nos sacó de dudas,  pues  hay  por toda la ciudad  unas  fuentes muy parecidas,  unas  rocas  con musgo  color  verde  y  amarillo,  bueno  que  el agua  que emanan  son  termales,  y  de  allí  el origen de AIX,  fue  fundada  por el General Romano Sextius en 123 a.C.  como  Aquae Sextae.- Hay  un importante  hotel donde  se  encuentran los antiguos  baños  termales,  hoy   utilizados como modernos spas.- 


fuente termal en place des cardeurs
fuente termal  en cours mirabeau














Luego  del rico  café    y  filosofar   de   nuestras   vidas, fuimos  hasta  el  Pavillon de Vendome,  del año 1665. donde  hay  unos bellos  jardines y un palacete,  con  la características  que los  balaustres son  dos  atlantes barrocos  que no puedes  dejar  de mirar.-





                                                                                                                                                                                                                  
Lo lindo de este encuentro que para nuestro amigo y nosotros fue un día inolvidable, cuando vio la bandera celeste y blanca se emociono.- Luego fuimos a la arteria mas importante el Cours Mirabeau, donde antes estaba la muralla medieval y en épocas señoriales, sobre la avenida daba la entrada principal y por detrás se encontraban las cuadras y casas de los empleados domésticos.- Llegamos a la Fuente de los Cuatro Delfines (Siglo XVII) y a la Iglesia St Jean de Malte.- Bajaba la luz, atardecía y como era la hora del vermouth, volvimos a la Cours Mirabeau, donde esta todo el movimiento con tiendas y bares.-



Peter  nos comentó que en el casco viejo, las calles siguen casi igual a épocas medievales, son angostas con una canaleta en el medio, donde antes allí se vertía la basura y desechos, de esto proviene la galantería, pues la mujer caminaba del lado de las construcciones para no ensuciarse los pies y el hombre del lado de la calle.- También nos enseño la marca de la cruz que había en algunas casas y su significado, de cuando la gran peste llegó a la Provenza en 1720, se tapiaban las puertas y ventanas de las casas y se realizaba una cruz para saber que dentro hay ocupantes que estaban contagiados y se les pasaba alimentos por unas pequeñas aberturas del primer piso, quedando en manos de Dios.- 


Nuestro  guia espontáneo  se había quedado sin batería en el móvil y tenía que comprar pan, llevábamos mas de tres horas juntos y ya era hora de hacer ese recado que le habían pedido (jajaja), entonces nos despedimos  afectuosamente con abrazos  y besos  e intercambiamos  mails y teléfonos, tenemos la suerte  que aunque hayan pasado unos meses, cada día  nuestra  amistad  crece  y  deseamos  que  así  siga.- 
Al  regreso  del paseo,   en el hotel  me puse  a investigar  las  obras  de  Cezanne,  y  en muchísimos  cuadros  pintaba  el  Monte Sainte Victoire  de Aix   y   Pablo Picasso,  cuando  vino  a exponer  a  esta ciudad, se enamoro  del lugar,  comprándose   un castillo el  Château de Vauvenargues,  a los pies  de  esta  colina,  vivió un par de años  en ese lugar   y  ahí  se encuentra  la tumba de Picasso,  una información que desconocía,  suele pasar  que cuando  uno regresa  a casa  y  vuelves  a leer  guías, folletos  y  papelería  que uno trae, encuentras  detalles  que  te has perdido.
Por ultimo,  si vais  a   la Provenza  o Marsella,  no  dudéis  de  visitar  Aix in Provence,  no  se  arrepentirán.- Quiero  dedicar este post  a mi paisano  Peter,  gracias !!!
HACER CLIC EN LAS FOTOS  PARA VERLAS EN TAMAÑO ORIGINAL


Fotos y Textos de Alejandra Castro Nuñez, excepto mención especial.-  ©viajarcuesteloquecueste.com
Seguirme en:

Siguenos en Facebook   Síguenos en Twitter   Siguenos en YouTube   Siguenos en Pinterest   Siguenos en Blogger   

Y si sales de viaje no olvides contratar tu hotel, tu vuelo y el seguro de viajes; haciendo click en los siguientes enlaces y me ayudarías a seguir viajando. Tienes más información aquí

  

9 comentarios:

  1. hermoso como ya nos tienes acostumbrados un abrazo....

    ResponderEliminar
  2. Maravilloso, y emocionante ver a mi amigo de la infancia, Peter, con viosotros, haciendo de perfecto anfitrión. una descripción maravillosa, que invita a pasear por sus calles y visitar a mi amigo. Gracias!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. un abrazo y gracias por expresar tus palabras y porque te gusto la crónica

      Eliminar
  3. Perdón, mis muchos años en madrid, me hacen ya medio española. Yo también soy argentina!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por las palabras yo me considero argentina y española, pues mi padre y abuelos nacieron en galicia, y vivo aqui hace mucho y la quiero ;) pero bueno el lugar de donde uno ha nacido te acompañará siempre

      Eliminar
  4. Muchas gracias Amiga por aceptar mi amistad...todos los recuerdos y todos los saludos desde la tierra de los faraones ..Egipto

    ResponderEliminar
  5. Ciudad bonita donde las haya. Imprescindible si se viaja a la Provenza. A mí fue la ciudad que más me gustó sin ninguna duda. Muy recomendable este itinerario: http://www.walkingo.com/route.php?city=217
    Un saludo

    ResponderEliminar