19 de marzo de 2014

BERLIN MIS ALAS DEL DESEO

Siempre  quise  conocer  esta ciudad,  quizás  por  ser  parte  de la otra Europa,  la del este,  quizás  desde que vi la película de Win Wenders   conocida en español como "Las Alas del Deseo", pero que en realidad su traducción correcta es "El cielo sobre Berlin"   (Der Himmel über Berlin),  hay  muchos  quizás  que nos  dan  esas  irrefrenables  ganas  de llegar  a un lugar   y  hace mucho  (año 2008)   estuve  con mi sobrino  Matias,  un adolescente  de trece años,  saliendo  de una quebradura en su pierna  y  que con muleta  y todo,   no nos fue impedimento  el  viajar.-

autos trabant o trabbi
alexanderplatz
sony center shopping-center

Algunos  detalles  quizás  se me han borrado, pero lo  fundamental   nunca se me olvidará,  la  naturaleza  no me dio  hijos, pero si  dos  sobrinos,  que  cuando pueden me acompañan  en  algún que otro viaje, aunque debo sincerarme, ellos son  realmente  compañeros y están siempre presentes en mi vida de diario.- En primer lugar  mi cámara de fotos  era muy  deficiente,   muy pocos megapixeles,  así que   mis disculpas por la calidad  de las mismas,  porque era el principio de la era digital.- Viajamos desde Madrid en Lufthansa y Air Swiss, así que  la calidad y confort  del viaje super-bien,  llegamos al aeropuerto  principal de Berlin el Tegel  y de allí  en bus hasta el centro.-  Nos alojamos en el   hostel  Aletto  en el barrio de  Kreuzberg.- 

edificio con grafittis barrio kreuzberg

hostel aletto
sede gestapo
u bahn mockernbrucke

Llegamos por  la tarde,  en el mes de mayo  y nos acompaño el buen  tiempo.- Dejamos las mochilas en el hotel y caminamos hasta   Postdamer Platz,  pasamos por la antigua sede de  la   Gestapo,  hoy museo al aire libre  donde se  exhibe las  Topografías del Terror,  los berlineses  llamaban a este edificio  "la casa de los horrores"   por las frecuentes torturas  a sus detenidos.-  También  por la zona hay un lugar  donde se alquilaban los autos  Trabant   que  significa "compañero viajero", más popularmente conocido como Trabbi, que fue el automóvil comunista por excelencia, un pequeño vehículo de bajo coste que prácticamente poseía el monopolio automovilístico de la República Democrática Alemana.- Los habitantes de Berlín tardaban varios años en conseguir su pequeño Trabant, en algunas ocasiones pasaban más de diez años desde que se apuntaban en la lista de espera hasta que recibían su pedido. Luego entramos al Sony-Center, allí se encuentra el  Museo del Cine,   dentro un centro comercial con una cúpula muy particular en  el barrio de   PostdamerPlatz,  una zona totalmente reconstruida  después de la caída del muro.-  




A la mañana siguiente lo primero que visitamos fue el  Olympia-Stadion   diseñado para los Juegos Olimpicos de 1936 y remoledado totalmente para  siguientes eventos deportivos.- Estuvimos dentro  del estadio, es muy fácil de llegar pues  el metro (identificado con  la letra U) tiene el mismo nombre.- Luego nos dirigimos a  AlexanderPlazt  para subir a la torre de television (tv-turn),  la torre  de  tv  mas  alta de  Europa.-


estadio olimpico

estadio olímpico
torre tv




    

reloj mundial
fuente en alexanderplatz

























Podría afirmar que esta zona es el centro neurálgico de la ciudad, hay gran cantidad  de atractivos  turísticos,  una gran plaza, una estación de tren,  un gran centro comercial,  la torre de tv,  el  famoso reloj mundial que sus esferas  giran constantemente  y punto de reunión  de muchos jóvenes berlineses. Las vistas desde la altura de la torre  son fabulosas,  el  serpenteante  rumbo  del rió Spree,  las gigantes  esculturas  de  Marx y Engels,  la  Fuente de  Neptuno y una gran iglesia.-  Salimos  encantados,  y antes de seguir recorrido almorzamos  las típicas salchichas  y pretzels.- 

marx y engels
rio spree 
fuente de neptuno

Fuimos muy cerca a la Isla de los Museos  y entramos al Berliner Dom (Catedral) una iglesia evangelica  de estilo neoclásica de finales del Siglo XIX,  subimos ha su cúpula y vimos los estragos de las guerras mundiales,  con  huecos en las paredes de las metrallas.-  Al bajar  nos subimos a un  barco para dar un pequeño crucero por el rio Spree, aquí les dejo un  vídeo casero  de un minuto  que grabe arriba del barquito.- Nuestro segundo día llegaba a su final, no sin antes  viajar  en sus tranvías,  caminar y perdernos por las calles de la ciudad y disfrutar de los semáforos con formas de Ampelmann, símbolos del Berlin del este.- 



El   tercer día   fuimos  al   Palacio  Charlottenburg   de finales del Siglo XVII,  de épocas  del reinado prusiano como el de   Federico II El Grande,  con enormes jardines,  un lago   y una exposición de  porcelanas  antiguas.- 


Como estábamos en la zona oeste, desde ahí  fuimos caminando a la avenida de comercios  de  moda  la  Avenida Kurfurstendamm  pero no para  comprarnos algo, sus precios son prohibitivos para mi presupuesto,  sino  para  conocer la  Kirche Memorial Kaiser Wilhem  (Iglesia en Memoria del Emperador Guillermo),  de  estilo neo-románica que  se encuentra  totalmente como  quedo después de la  Segunda Guerra Mundial   como recuerdo  atroz  de no volver a repetir estas barbaries, justo al lado esta la nueva iglesia.- 



Almorzamos en unos chiringuitos unas rostbratwurst (salchichas alemanas) y unos boulette  (especie de albóndiga), de allí cogimos el metro  a la Puerta de Branderburgo, desde ahí divisamos   esa  gran  avenida arbolada llamada Tiegarten y al final se ve la Columna de la Victoria, donde luego subiremos  y  poder vivir en carne propia mi película favorita de Wenders y el vídeo de U2  (Stay) que se grabo allí.-  Entramos al  Bundestag (Parlamento) cuya cúpula acristalada redonda fue realizada por el famoso arquitecto  Norman Foster,  en esa  época  la entrada era gratuita haciendo una larga fila,   hoy   hay que pedir cita  por internet para  entrar,  hay  un pequeño vídeo de mi visita, hacer clic aquí  y  al pasar  hay muchas medidas de seguridad, así y todo lo logramos,  dentro de  esa cúpula  tiene  una entrada y salida que no se cruzan, arriba  comenzo una leve  llovizna,  que  refresco el calor que ya se sentía.-





Caminamos por  el Tiegarten   ese  gran pulmón  verde  de Berlin,  hasta llegar a la Columna de la Victoria,  que data de 1874 y fue erigida por la victoria de Prusia contra Napoleón,  al terminar la Segunda Guerra,  Francia quiso dinamitar el monumento, pero no pudo por el veto anglonorteamericano,  eso sí, los franceses se llevaron los relieves que aludían a su derrota, curioso no??.- La  entrada  fue muy económica  y es  todo por escaleras...  nose si el ansia  de llegar arriba que se hizo largo, pero no es  tan alta, es que  quería  ver  de cerca la estatua Victoria  y  quizás  al   tocar sus alas  cumplir mi sueño,  tanto  tiempo  de ver una y otra vez  esa imagen y  poder hacerlo realidad.- 



Luego cogimos un bus de vuelta a la Puerta de Branderburgo y visitamos el Monumento del Holocausto, una  especie  de  tumbas  de hormigon  negro, de distintas medidas y alturas, data  del año 2004.- Nuestro tercer día llegaba  a su fin y  al   siguiente visitaríamos Spandau  (próximo post).- 


Nuestro ultima jornada (quinto día)  la dedicaríamos a los museos, en el Museo Egipcio está una de las joyas  de la humanidad,  el busto de Nefertiti,  debo  decir que  esta ciudad  tiene  los mejores museos del mundo.-  Nosotros visitamos el Pergamonmuseum,  donde se puede ver los comienzos  del Oriente Próximo,  Grecia,  Roma y la Puerta de Ishtar,  que  particularmente tenia mucha curiosidad de conocer.- En la zona de la Isla de los Museos había un mercadillo  de antiguedades,  generalmente  se vendía cosas  referidas  a la Segunda Guerra Mundial y  al comunismo ruso.- 





Luego   fuimos al CheckPointCharly,    un  antiguo  paso fronterizo  utilizado desde 1945 a 1990,  (CAÍDA DEL MURO)  donde  americanos y sovieticos se vigilaban mutuamente,  muy cercano a este punto  hay un museo  donde  se representa  las fugas  espectaculares  y matanzas  al  querer huir  al  oeste.-   






                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                            Seguimos perdiéndonos por las calles de Kreuzberg,  ver algo de lo poco que queda del Muro,  la sobriedad de los edificios sovieticos, la imponencia de los de estilo  en la era nazi  y muchas opciones para recorrer  la capital  de Alemania.-  Aquí les dejo un vídeo de mis fotos  sobre la ciudad de Berlin,  mis  alas del  deseo que tanto anhelaba conocer.-  




            



Fotos y Textos de Alejandra Castro Nuñez, excepto mención especial.-  ©viajarcuesteloquecueste.com
Seguirme en:

Siguenos en Facebook   Síguenos en Twitter   Siguenos en YouTube   Siguenos en Pinterest   Siguenos en Blogger   

Y si sales de viaje no olvides contratar tu hotel, tu vuelo y el seguro de viajes; haciendo click en los siguientes enlaces y me ayudarías a seguir viajando. Tienes más información aquí

  

12 comentarios:

  1. Que bien poder viajar así con tus sobrinos ^_^ espero hacer lo mismo en un futuro jeje aunque ya te comenté que primero va un primo peque que tengo xD está esperando como loco jaja

    Berlin la tengo si o si en mi lista!!! es una ciudad que he de ver!

    un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Vero por tus palabras un abrazo, hay que viajar con adolescentes la tienen clara :)

      Eliminar
  2. Que bien viajando con la hermosa compañía de tu sobrino y ahijado ,,se ve una linda ciudad.....abrazos...

    ResponderEliminar
  3. Berlín fue la primera capital europea a la que viajé por mi cuenta (es decir, no cuenta ni Madrid ni Roma en los viajes del colegio). Es una ciudad fantástica, una de mis favoritas! No voy por allí desde 2007, y uno de mis mejores amigos lleva viviendo allí desde 2005...por lo que no tengo excusa para volver!! A ver cuando saco algo de tiempo! Buen relato

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Xipo me emociona que te guste mi relato y yo me pondría a hacer couchsurfing de tu amigo ya, en versno hsy muchos festivales es una ciudad con mucha movida gracias

      Eliminar
  4. Con tu relato veo que mis escasas 48 horas en Berlín se quedaron muy cortas!! Me habría gustado ver a Nefertiti!
    Y qué bueno que pudiérais recorrer la ciudad aún yendo tu sobrino con muleta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias es que ya le habian sacado el yeso, y la muleta la uso los primeros dias luego camino sin dolor un genio mi sobrino es que eso no iba a ser impedimento desgraciadamente 48 hs son cortas para todo pero si es lo que hay, solo nos queda disfrutar y agradecer a la vida estar ahí

      Eliminar
  5. Yo no esperaba nada cuando viaje a Berlín y me dejo con ganas de más. Es una ciudad fantástica, con una cultura e historia impresionantes. Como anécdota te cuento que mi hermana solía pasear por la parte comunista (que era la zona de Alexander Platz) en plena guerra fría (1986). Y contaba maravillas. Así que imagina después de la re-unificación la capacidad que tienen los alemanes de restaurar las cosas como si nada hubiera pasado. Y por cierto, yo soy super fan tambien de Win Wenders. Un saludo guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maria por tus palabras, yo soy muy visual, aparte de que también me gustan sus museos y cultura, pero la película de Wenders estaba en mi mente constantemente y hasta que no me subi a la Columna de la Vicoria no pare jajaja

      Eliminar
  6. Bien! Una de las mejores ciudades de Europa! Por no decir la mejor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GRacias Marc por tus palabras, aprecio mucho los comentarios que dejan en el blog, asi que otra vez gracias

      Eliminar