sábado, 1 de octubre de 2016

DE SARRIA A PORTOMARÍN EL CAMINO A SANTIAGO (DÍA DOS)

¡Hola amigos! Con este relato comienzan los primeros pasos del "Camino a Santiago" que hicimos con mi viejo Pepe. Cuando habíamos llegado el día anterior a Sarria le comentamos al dueño de la pensión si nos aconsejaba salir temprano, como a las seis mas o menos y nos respondió rotundamente que no: "...que en la oscuridad no se disfruta el camino, que correríamos riesgos innecesarios, un tropiezo, una torcedura, que vale la pena ver estos paisajes que de noche se pierden y esas cosas...", así que nos despertamos temprano igualmente, desayunamos liviano y cuando ya amaneció seguimos a la manada de peregrinos, 
¡Buen camino peregrinos! 

En la ciudad de Sarria esta todo muy bien señalizado con las flechas amarillas y los carteles azules con la concha de Santiago, pero hay algo que no falla, en pleno verano (mes de agosto) la cantidad de peregrinos es tan masiva que con solo seguir a la multitud logras salir del casco histórico y meterte en las entrañas del camino. 


En el inmenso bosque de la paz

Preparados...listos... yaaaaa !!! 

Las corredoiras donde mi padre de niño caminaba


Caminamos un par de kilómetros y comenzaron las sorpresas, los pastores con sus vacas en plena faena y te das cuenta que ésta realidad es muy distinta a la tuya, un simple y superfluo ser de ciudad, doy las gracias al camino por estas lecciones.Luego llegamos a Barbadelo allí encontramos el antiguo Monasterio Benedictino del Siglo XII, donde comenzamos a sellar nuestra credencial de peregrino, ese juego extra del que eres el protagonista de la historia.


Iglesia de Barbadelo

Pepe, el camino, el pastor y las vacas 

Se largo un poco de lluvia y si no chove no es Galicia

Luego de Barbadelo caminamos un poco mas y nos refugiamos de la lluvia en Casa Morgade y comimos el menú de peregrino. Estábamos a mitad de camino e íbamos muy lento, debido a que era todo novedoso, parábamos a sacar fotos, comíamos frutos rojos  silvestres y el tiempo se pasaba. Sinceramente esta primera parte de caminata que en total serían unos 25 kilómetros era bella e indescriptible. Me llamo la atención que en un momento pasó con sus caballos vigilando la Guardia Civil. En Ferreiro donde hay otra Iglesia Románica descansamos un momento, recuperar fuerzas para el tramo final.

 Ataque feroz jajaja en Casa Morgade

Iglesia de Ferreiro

Me miro justo y me sonrío 


Pasadas las cuatro de la tarde a Portomarín cada vez lo notábamos mas lejos, en el camino por suerte íbamos con un joven matrimonio y una niña que nos hicieron compañía varios kilómetros, entonces faltando poco mas de uno para llegar, el camino se bifurca y debes coger el alternativo, aquí recomiendo prestar atención, pues si coges el de extrema dificultad la salud de tus pies corren alto peligro.

No puedo describir la belleza de toda Galicia

Mapa en el punto de bifurcación del camino a un kilómetro antes de Portomarín

La bajada del tramo final del camino en Portomarín


Llegamos a Portomarín que te recibe con el gran Embalse de Belesar, de repente cruzas el puente sobre el Río Miño y al final con el cansancio encima que no te importa, haces el ultimo sacrificio de subir esa gran escalera a la ciudad. Ahora a buscar alojamiento y nos pasó algo que no preveía, no había camas, todo ocupado, Reconozco que me agobié, no por mí sino porque veía a mi padre muy cansado y mi cabeza explotaba,  entonces de los albergues nos enviaron al ayuntamiento, frente a la Catedral y por suerte abrieron un colegio para albergar a todos los peregrinos que estábamos sin cama. Lo único que quería era ducharme y descansar, hablando con los demás compañeros de ocasión nos dio un poco de bronca que muchos autobuses lleguen cargados de grupos de gentes, que no han peregrinado y vayan a los albergues públicos pues son los mas económicos, el turismo barato, que nos deja sin plaza a los que sí hacemos el camino. En fin es lo que hay.


Portomarín a la vistaaaaa

José "Pepe" Castro cumplió con honores los primeros 25 kilómetros del camino

La escalera al cielo 


En el colegio que era un albergue publico improvisado, nos duchamos y salimos a recorrer un poco la ciudad, nos dieron sábanas descartables y pagamos seis euros cada uno. Cuando cenamos por recomendación de otros caminantes decidimos llamar a los albergues del siguiente pueblo Palas de Rei para reservar cama y así no pasar estos nervios de no saber donde dormir. Sinceramente no sabía que se podía hacer sin tarjeta de crédito, solo con una simple llamada telefónica, eso sí, tienes que ir llamando al dueño si has quedado en llegar a tal hora y ves que no llegas, debes avisar para que te sigan guardando la reserva. Llega la noche en el colegio y a dormir que mañana  afrontamos la jornada mas larga. 


Ayuntamiento de Portomarín

 Catedral y Plaza Mayor



SI DESEAS MAS INFORMACIÓN VISITA LOS SIGUIENTES ENLACES:

TAMBIÉN PUEDES VER MAS FOTOS EN LA PAGINA DE FACEBOOK 





Fotos y Textos de Alejandra Castro Nuñez, excepto mención especial.-  ©viajarcuesteloquecueste.com

Seguirme en:


Siguenos en Facebook   Síguenos en Twitter   Siguenos en YouTube   Siguenos en Pinterest   Siguenos en Blogger   

Y si sales de viaje no olvides contratar tu hotel, tu vuelo y el seguro de viajes; haciendo click en los siguientes enlaces y me ayudarías a seguir viajando. Tienes más información aquí

  

2 comentarios: