jueves, 14 de agosto de 2014

UN DIA POR LA ISLA DE BURANO

De nuestros  quince días  por  Italia,  cinco lo dedicamos  a la  Región del Véneto,  especialmente  Venecia y alrededores.-  Como era  verano   (temporada alta),  decidimos  estar confortables  y  tranquilos alojándonos  en  el   Hotel Ducale   de la ciudad de Favaro,   a   quince minutos  de Venecia   y  a un  precio  de  estadía  mucho  mas  asequible  que   el centro.-  La crónica  de  hoy  tratará   de la  Isla  de Burano, a la cual llegamos  cogiendo el Bus 19  que pasaba por la esquina  de nuestro  hotel   hasta la  Piazzale Roma (Venecia)  y  desde  allí  el  vaporetto  de la linea  12.-  En esta  terminal  salen y llegan  todas las lineas  de autobuses y ferrys  hacia todas las direcciones.-  

pepe en el vaporetto
parada del vaporetto
vistas desde el barco 

El viaje  en estos  vaporettos  sobre  el agua  es mágico,  bello e indescriptible,  las aguas  cristalinas,  azules,  el entorno    y cuando  se aproximaba  al destino de Burano,  nos  sorprendía sus  casas  de  distintos  colores.- A parte de esta  características  de sus casas  de  colores,  se  destaca por  los bordados,  encajes  y puntillas, que es su industria artesanal.- 





También nos llamo la  atención  que la mayoría de las casas   en sus  ventanas  estaban adornadas  con macetas  y plantas  de muchas  flores.- En  sus puertas  colgaban unas  cortinas  de  lona  rayadas  o lisas  de colores,  para  dejar la puerta  abierta  y  que entre  el aire,  en  los patios  tendida  sus  ropas  secándose al sol,  todo  esto me recordó  mucho a mi niñez, practicas  que  en la actualidad  no  se   hacen.-  Algunos  comercios  cuando entrabas,  podías  ver como  la  artesana costurera  confeccionaba  los  encajes.- 
Un comerciante  nos comentó que en invierno  la isla  esta  casi desierta.-


                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                             Y llego la  hora del almuerzo,  es lo que  tiene estar en  Italia,  que de norte  a  sur  te ofrece  las mejores  gastronomías,  hoy  era el turno de unos ricos espaguetis y  un  buen vino tinto,  un momento de relax  y  la música  de fondo  que escuchábamos  la ponían los artistas callejeros,  si lo deseas podéis  hacer clic aquí  y ver  un pequeño vídeo que realice.- 




Por la ciudad  siempre  se observa  un  campanario inclinado (il campanile)  de la Iglesia de San Martin,  esta inclinacion se debe  al movimiento de los cimientos,  tambien  en algunas casas  altas  se puede  apreciar lo mismo.- 



 Por la tarde nos dedicamos  a caminar  sin rumbo,  a cruzar  puentes  de madera  y disfrutar  de  este momento nuestro,  visitamos el  Museo del Merletto  que nos enseña la historia  del  encaje,  oficio estrella en la isla.-  Por  si no  lo  sabéis  somos los padres  de ViajarCuesteLoQueCueste,  Mabel y Pepe y tenemos  72  años,  queremos  viajar  y aprovechar  cada  día,  Burano  nos  regalo  un sol fantástico,  colores vivos,  gente amable y acogedora.-  Gracias !!!
HACER CLIC EN LAS FOTOS PARA VERLAS EN TAMAÑO ORIGINAL



Te puede  interesar   Visita al Vaticano y Museos Vaticanos,  Venecia  e  Isla de Murano.-

Fotos y Textos de Alejandra Castro Nuñez, excepto mención especial.-  ©viajarcuesteloquecueste.com
Seguirme en:

Siguenos en Facebook   Síguenos en Twitter   Siguenos en YouTube   Siguenos en Pinterest   Siguenos en Blogger   

Y si sales de viaje no olvides contratar tu hotel, tu vuelo y el seguro de viajes; haciendo click en los siguientes enlaces y me ayudarías a seguir viajando. Tienes más información aquí

  

13 comentarios:

  1. me encanto gracias por interpretar mis palabras besos....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GRACIAS a vos mami por ser tan colaboradora del blog un abrazo

      Eliminar
  2. muy buena la descripción de todo lo vivido¡¡¡hermosas las fotos ¡¡¡cuánto color¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué lindos recuerdos me trajo el relato! Ya lo tengo todo bastante olvidado! me encantaron 2 detalles del relato: uno, el ojo de Mabel en lo que son las manualidades, los bordados y demás (creo que nosotros no prestamos atención más que al color de las casas) y el otro, lo de las puertas de las casas abiertas, y ese recuerdo que tiene de su infancia, que yo en la mía también la tengo (somos de pueblo, vio!)... me sacaste una sonrisa... :)
    Un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Flor por comentar un abrazo viajero

      Eliminar
    2. gracias Flor por tus hermosas palabras besos y abrazos...

      Eliminar