martes, 20 de septiembre de 2016

SARRIA EL COMIENZO DEL CAMINO A SANTIAGO (DÍA UNO)

¡Hola amigos! Hoy doy comienzo a la primer entrega de las crónicas en detalle del día por día  de nuestra experiencia de "El Camino a Santiago". Salimos a las seis de la mañana de casa y nos dirigimos a la estación de tren de Chamartín (Madrid), con nuestras pequeñas mochilas en las espaldas y una felicidad que no nos cabía en el cuerpo, esta vez ya no era la ficción de practicar entrenamientos, ni imaginarnos que las calles de Madrid eran Galicia, esta vez nuestros pies caminarían por las auténticas corredoiras de la tierra donde nació mi viejo Pepe, que regresaba con 74 años más. 

El comienzo del camino a la salida de Sarria

viernes, 16 de septiembre de 2016

OFERTAS PARA LECTORES

¡Hola amigos! Estoy tan contenta con el funcionamiento de la página web que pasito  a pasito voy tratando de crecer y con la ayuda de varias empresas que confían en mí, ofrezco a mis lectores un descuento para ahorrar unos euros, que en esta época de crisis viene bastante bien. Solamente debes seguir los siguientes enlaces y seguir con tu compra de viajes, hoteles y seguros en la nueva pestaña que se abre. 

  • En primer lugar cuando quieres realizar un viaje lo primero que haces es  buscar vuelos por eso a continuación te dejo en enlace de Skyscanner uno de los mejores buscadores de vuelos.




miércoles, 14 de septiembre de 2016

EL CAMINO A SANTIAGO: LOS SELFIES CON LOS AMIGOS DE RUTA

¡Hola amigos!  El "Camino a Santiago"  fue importante tanto para mi padre Pepe como para mí, en muchos sentidos muy difícil de enumerar, como el aspecto físico, el religioso, el propio orgullo y uno de lo mas bonitos fue hacer nuevos amigos, de esos que te cruzas día tras día y los abrazas fuerte, compartes incluso alojamiento en los albergues y lo mas precioso las charlas,  fue un torbellino de sensaciones.
No me esperaba que fuera tan fuerte esa parte del camino, pues yo iba con mi padre y pensaba que los dos solos nos bastábamos para afrontar este reto, pues somos muy amigos y cómplices,  pero me equivoque, el aliento de los otros peregrinos fue fundamental y admirable.
Amistades profundas y pasajeras, amistades divertidas que genera hacer el camino a Santiago, eternamente etéreas e inolvidables.  Así que este post. va dedicado a ellos, con un GRACIAS enorme que estarán en mi corazón por siempre.   

  • En Sarria se acercó a mi viejo un jovencito argentino muy fanático del equipo de fútbol Independiente de Avellaneda y pidió sacarse una foto con él, porque en su camiseta estaba el escudo del Rojoooo, por supuesto con la bandera "argenta" que nos acompaña siempre, aguante!!! 


lunes, 12 de septiembre de 2016

EL CAMINO A SANTIAGO DE COMPOSTELA CON MI PADRE

¡Hola amigos! hace dos semanas regresé de esta gran experiencia que fue hacer el "Camino a Santiago" junto a mi padre Pepe que tiene unos jóvenes 74 años.
Como les había dicho  en  el post  anterior de  los "Preparativos al Camino"   fue fundamental entrenarnos físicamente. Estoy absolutamente convencida que si con mi viejo no  hubiésemos caminado todas las mañanas entre  cinco o seis horas diarias en Madrid, este reto y objetivo que nos impusimos habría fracasado, lo digo por él y también por mí, que ya soy una chica mayor, pues no es lo mismo  ser un gran caminante en la ciudad,  decir que te gusta caminar,  el salir  a dar un paseo de unos pocos kilómetros, tener muchas ganas,  que  un día plantearte enfrentar hacer el camino, que en partes es llano, otras es con subidas, bajadas, piedras, arroyos, con calor, con lluvia, con la mochila en la espalda, que descansas mal, que hicimos en una jornada casi 28 kilómetros, que entre paréntesis fue nuestro record máximo... y no morir en el intento, jajaja. 
En el camino nunca estarás solo, te encuentras rodeado de otros peregrinos que al igual que tú emprendieron esta aventura sin igual, que nos alentábamos mutuamente, que te abrazas y saludas como grandes amigos si te los vuelves a cruzar... eso y mucho mas fue realizar nuestro primer "Camino a Santiago"  ... y ahora comenzaré la crónica desde lo profundo de mi corazón,  muy emotiva desde el principio al fin, ya puedo estar orgullosa de ser una auténtica peregrina.


Autofoto de Pepe y Ale en Castromaior